El ‘bedsurfing’ está en auge. El neologismo se refiere a los viajeros que pernoctan a cambio de una cana al aire, más o menos disfrazada de ‘contacto’. Páginas como MissTravel, Globogirls o TravelGirls bordean la frontera de lo ético.

escort-viajera-2

Contactar con alguien en Hong Kong, Berlín o Chicago y dormir con él o ella a cambio de una cama y mostrarnos la ciudad. ¿És ético? El debate arrecia a la par que florecen las webs dedicadas al llamado ‘bedsurfing’, esto es, una mezcla entre Airbnby una página de contactos.

En efecto, el bedsurfing ( ‘travel dating’, como lo llaman en su versión refinada) está en auge. Permite conocer cualquier país del mundo contactando -acostarse está implícito- con un o una residente local. Webs como MissTravel, Globogirls o LadyTravels desarrollan este concepto.

Globogirls es una página de recomendaciones de viaje y asistencia. Se especializa en viajeros solteros con ganas de explorar mundo, conocer distintas culturas y conocer gente interestante”, se presenta esta web holandesa.

Aunque la presentación es neutra y respetuosa, Globogirls muestra su verdadera cara a los miembros. “Busca y encuentra una chica atractiva que quiera viajar contigo”, anuncia tras el registro. Así, en todo momento muestra fotografías de mujeres de todo el globo, algunas ligeras de ropa y en posiciones sensuales.

Dinero

MissTravel es aún más descarada. La página trabaja dos conceptos: pagar por un compañero de viaje con derecho a pernada o viajar de balde a cambio de sexo. “Ponemos en contacto a viajeros generosos que odian viajar solos y exploradoras atractivas que buscan recorrer mundo de balde”, se jacta el portal.

La página divide a sus clientes en viajeras ‘atractivas’ -que buscan viajar gratis- y ‘patrocinadores’, que pagan a su compañera todos los gastos. “Yo sólo viajo con chicas guapas”, reza la propaganda del portal.

Aún más claro, el portal LadyTravels no se esconde: “Las damas viajan sin pagar”, anuncia. El sistema es similar al de MissTravel: los miembros se dividen entre viajeras ‘atractivas’ sin presupuesto y viajeros ‘generosos’, dispuestos a pagar para no viajar solos.

Un precedente: El caso de la hongkonesa Ju Peng ha azuzado la polémica. Esta joven de 19 años se anunció en la popular red china Weibo buscando espónsores para unas vacaciones por la China oriental. “Mis novios temporales deben ser guapos, menores de 30 y, por supuesto, ricos”, rezaba su anuncio. “Los candidatos pagarán mi viaje a su ciudad, y todos los gastos. A cambio, disfrutarán de mi compañía y de la posibilidad de lucir una mujer bella a su lado”, añadía la oferta.

El anuncio ha causado una tormenta en redes sociales. Además, medios de todo el mundo han tildado la práctica de “prostitución encubierta”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>